Catalunya y el derecho a decidir

  • Vicenç Navarro

    Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

  • moderado por:

    • Orencio Osuna

      Escritor y analista político

    Conclusión del debate

    El debate organizado por Espacio Público a partir de una ponencia inicial del profesor Vicenç Navarro, ha contado con un total de 106 aportaciones -más numerosos archivos con documentos adjuntos- escritas por responsables políticos, historiadores, economistas, constitucionalistas,sociólogos y numerosos lectores del diario Público. Todos estas intervenciones así como el debate que se realizó en streaming en Público TV, podrán ser consultados en adelante en los Dossieres de Espacio Público.

    La gran pluralidad de perspectivas políticas e ideolólogicas, la diversidad de disciplinas académicas, la complejidad de las cuestiones implicadas en la reivindicación del derecho a decidir, o la propia variedad de procedencias territoriales de las intervenciones que ha suscitado el debate, muestran a las claras la trascendencia política del asunto a discusión que hemos propuesto, así como la heterogeneidad de sus numerosas implicaciones. También hay que destacar que, aunque la polémica suscita una gran pasión intelectual, politica y emocional en todos los rincones de la sociedad catalana y española, existe entre la izquierda y los intervinientes una gran capacidad de respeto, diálogo y civismo democrático. Talante del que carece, por cierto, la derecha uniformadora y excluyente que se se rasga las vestiduras ante el sacrílegio del separatismo e invoca como razón suprema la sagrada e inviolable unidad de la España Una , Grande y Libre o que se aferra a una Constitución inamovible e irreformable, per secula seculorum.

    Hemos abordado en este foro de discusión durante estos últimos meses uno de los debates de más trascendencia que para su presente y futuro tienen ante si los ciudadanos catalanes, pero también para el conjunto de los ciudadanos españoles. Tanto si el derecho a decidir, que reclama la mayoría de la sociedad catalana, desembocase en la creación de un estado independiente de incierto destino, como en un estado federal o confederal que reconozca efectivamente la plurinacionalidad del estado español, o ,incluso, en una reacción autoritaria recentralizadora -como la que propugnan sectores de la derecha española más uniformadora-, la vastedad del impacto de cualquiera de estas salidas abriría un nuevo tiempo para la totalidad de la sociedad española.

    Un asunto, en definitiva, de capital importancia que debería afrontarse sin dramatismo ni histerismos, sin apelaciones al choque entre patriotismos viejos o posmodernos, con comprensión mutua de los intereses y opciones colectivos en presencia y, sobre todo, y por encima de todo, con espíritu de ciudadanos libres y democráticos. En la convicción de que en la sociedad española de hoy- asaltada, golpeada y saqueada por poderes fuera del control de la soberanía popular- el único método legítimo para organizar la convivencia es de la práctica de la democracia y el respeto a la voluntad libre y democrática de los ciudadanos.

    Somos conscientes que estamos ante los primeros momentos de una dinámica política que fluye hacia importantes acontecimientos en los próximos meses-quizás años- y que tendrán momentos decisivos, como la próxima Diada del 11 de Septiembre, la consulta convocada por el gobierno de la Generalitat el 9 de Noviembre o, incluso, posibles reformas de la Constitución del 78, y que, en consecuencia, no podemos cerrar este foro de discusión definitivamente.

    Espacio Público abrirá en el mes de septiembre una nueva fase de este debate conectado al calendario del proceso abierto en Catalunya, pero también relacionándolo con el nuevo ciclo político que supone la abdicación de Juan Carlos I, la sucesión de Felipe VI y las propuestas de cambios profundos que exige una gran parte de la sociedad española.

    Moderador.
    Orencio Osuna

    Ponencia inicial

    Catalunya y el derecho a decidir

    En contra de lo que ha estado enfatizando la sabiduría convencional definida por el establishment español (la estructura de poder político y mediático que define los parámetros de lo que debe creerse en el país), la Transición de la dictadura a la democracia no fue un proceso modélico, fruto de un consenso entre iguales, entre los herederos de los vencedores (las derechas, ultraderechas en el abanico político europeo) y los herederos de los vencidos (las izquierdas y otras fuerzas democráticas) de lo que se llama en España la Guerra Civil. En la versión oficial de la Transición, esta se presenta como una ruptura con el anterior Estado dictatorial, habiéndose establecido, como resultado de tal Transición, un Estado democrático homologable a cualquier democracia existente en la Europa occidental. Y la Constitución de este nuevo Estado se presenta como el resultado de aquel consenso entre iguales, estableciendo el marco jurídico donde la democracia española se ha ido desarrollando.

    Esta versión de la Transición es profundamente errónea y no se corresponde con los hechos ocurridos en aquel periodo. Lejos de ser ejemplar, aquel proceso estuvo dominado por las mismas fuerzas que controlaban el Estado dictatorial, y que lideraron y dirigieron aquel cambio. Las fuerzas conservadoras controlaban todas las ramas y aparatos del Estado, así como la gran mayoría de medios de información del país, mientras que las izquierdas acababan de salir de la clandestinidad. No fue un pacto entre iguales ni tampoco fue una ruptura con el Estado anterior. En realidad fue una abertura de aquel Estado para incorporar a las izquierdas en un nivel subalterno, sometidas a una ley electoral que claramente las desfavorecía. Presentar la Constitución como un producto consensuado entre iguales, sin admitir que estuviera condicionada por las fuerzas que dominaban la Transición, es una frivolidad propagandística promovida primordialmente por las derechas y, en ocasiones, por aquellos sectores de las izquierdas gobernantes que se adaptaron rápidamente a aquel Estado.

    Las consecuencias de aquel proceso inmodélico: la limitadísima democracia, el escaso bienestar social y el no reconocimiento del derecho a decidir

    Las consecuencias de aquel dominio conservador son enormes. Una de ellas es la limitadísima capacidad de decisión de la ciudadanía en los quehaceres de la gobernanza del país. Democracia en España quiere decir votar cada cuatro años (dentro de un sistema electoral poco representativo) a partidos políticos que carecen de democracia interna, gobernados por élites que se eternizan, con escasa transparencia y que, por su opacidad, son fácilmente coaptables por parte de intereses financieros y económicos. La Transición inmodélica favoreció esta visión de la democracia, que reduce la política al “politiqueo entre sus dirigentes”. Formas de democracia directa, tales como referéndums (ni consultivos siquiera), son difíciles cuando no imposibles de realizar.

    Esta limitadísima democracia, dentro de un Estado heredado del anterior con escasa renovación, explica varios hechos. Uno, es el enorme subdesarrollo del Estado del Bienestar en España. Treinta y cinco años después de iniciarse la democracia, España continúa teniendo uno de los gastos públicos y uno de los gastos públicos sociales más bajos de la UE-15 (el grupo de países de semejante nivel de desarrollo económico al español). He escrito extensamente sobre este tema (ver Bienestar insuficiente, democracia incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país, 2002). Esta subfinanciación se está incluso acentuando más como consecuencia de las políticas de austeridad (lo que quiere decir de recortes del gasto público), orientadas a privatizar los servicios públicos del Estado del Bienestar. Desde 2008, los gobiernos españoles, argumentando erróneamente que no hay otra alternativa, están debilitando y/o desmontando el Estado del Bienestar. Utilizan para justificar este desmantelamiento el argumento que el Estado español ha perdido soberanía y tiene que seguir la normativa dictada por la Troika, a fin de poder mantenerse en el euro. He escrito extensamente mostrando la falta de evidencia que apoye estos argumentos. En realidad, tanto la banca como la gran patronal están consiguiendo lo que siempre desearon: el debilitamiento del mundo del trabajo, la privatización del Estado del Bienestar y la reducción de los salarios. Las políticas públicas realizadas por los gobiernos centrales y la mayoría de los gobiernos autonómicos han sido responsables de tales hechos.

    El tema nacional tampoco se ha resuelto

    Otra consecuencia del dominio de los herederos de los vencedores de la Guerra Civil en el proceso de transición fue la incorporación a la Constitución de la visión de España que tenían sus antepasados, que se definieron a sí mismos como los “nacionales”. Esta visión negaba la plurinacionalidad de España, oponiéndose a reconocer las distintas naciones que constituyen el país, imponiendo un Estado uninacional centrado en el establishment político y mediático existente en Madrid. En realidad, el Estado de las Autonomías (el “café para todos”) era la manera de negar esta plurinacionalidad, permitiendo una descentralización administrativa en un marco normativo claramente centralizado. Un indicador de esta centralización es el sistema radial de transporte. Lleva un poco más de dos horas ir en tren de Barcelona a Madrid, pero algo más de seis horas para ir de Barcelona a Bilbao, que es la misma distancia. Esta visión uninacional de España está escrita en la Constitución, la cual asigna al Ejército (sucesor del que había llevado a cabo un golpe militar contra un Estado democrático) la misión de defender la unidad de España (una cláusula única entre las constituciones en Europa), estando bajo la dirección del Monarca, jefe de Estado y jefe de las Fuerzas Armadas. Estas fueron unas cláusulas que el Monarca y el Ejército impusieron, como han admitido protagonistas de aquella Transición.

    Esta negación del carácter plurinacional ha sido una constante en el periodo democrático. Y su último ejemplo son los “cepillazos” y
    “vetos” al último Estatuto, iniciado por el gobierno tripartito en Catalunya presidido por Maragall (y más tarde por Montilla), que habían intentado redefinir España, sustituyendo la visión de España heredera del golpe militar por una España plural y pluricéntrica. El fracaso de este proyecto fue lo que no dejó otra alternativa a Catalunya que conseguir la movilización popular exigiendo el reconocimiento de Catalunya como una nación soberana, con pleno derecho a decidir su futuro, considerando la independencia como una alternativa entre otras. La gran mayoría de la población catalana (el 75% según las últimas encuestas) está de acuerdo con que se realice un referéndum sobre el futuro que la población desea para Catalunya.

    Democracia significa el derecho a decidir

    Los dos polos opuestos del nacionalismo –el españolista, que es el nacionalismo más extremo, dominante y asfixiante, y el catalanista- quieren presentar este derecho a decidir como equivalente a la petición de secesión de Catalunya del Estado español. Esta interpretación interesada no corresponde a la realidad. El número de personas que desean ejercer el derecho a decidir es mayor que el que desea la separación de Catalunya del Estado español. Catalunya podría ser un Estado soberano dentro de un Estado federal español. En realidad, históricamente la gran mayoría de fuerzas políticas de las izquierdas, tanto catalanas como españolas, han deseado esta forma de Estado federal, dentro del cual cada nación pueda decidir su futuro. Los “nacionales” fascistas llamaban “separatistas” a los catalanes –como el President Companys– que deseaban un Estado catalán dentro de una federación española. No eran anti España (como se los acusa), sino que eran voces que pedían una redefinición de lo que era España y su Estado.

    Es importante subrayar que incluso los partidos políticos de izquierdas españoles pidieron durante la clandestinidad el derecho a decidir (se llamaba autodeterminación) de las distintas naciones (tan recientemente como en el Congreso de Octubre de 1974 de Suresnes, el PSOE subrayaba que “la definitiva solución del problema de las nacionalidades y regiones que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas, que comporta la facultad de que cada nacionalidad y región pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español” (Resolución sobre nacionalidades y regiones). Y más tarde, en el 27 Congreso del PSOE en diciembre de 1976, se aprobó que “el Partido Socialista propugnará el ejercicio libre del derecho a la autodeterminación por la totalidad de las nacionalidades y regionalidades que compondrán en pie de igualdad el Estado federal que preconizamos… La Constitución garantizará el derecho de autodeterminación”, manteniendo que “el análisis histórico nos dice que en la actual coyuntura la lucha por la liberación de las nacionalidades… no es opuesta, sino complementaria con el internacionalismo de la clase trabajadora”). Fue durante la Transición que las izquierdas españolas abandonaron este compromiso, aceptando la condición impuesta por la Monarquía y por el Ejército, convirtiéndose en las grandes valedoras de aquella Constitución.

    Los cambios en Catalunya (y en España)

    El nacionalismo españolista es profundamente excluyente y define como antiespañoles a aquellos que tienen otra visión de España. Su rigidez e intolerancia explica el gran incremento de independentistas como rechazo a este nacionalismo españolista. Y este rechazo incluye a amplios sectores de la población catalana que se siente española, y también de izquierdas. Desean separarse del Estado español sin ser independentistas, pues no creen que este Estado español se pueda convertir en un Estado democrático plurinacional, con mayor democracia representativa, enriquecida con formas de democracia directa, con plena diversidad de ideologías en los medios y cuyas políticas públicas tengan mayor sensibilidad social. En realidad, este Estado español tampoco es percibido como representativo por parte de la mayoría de la ciudadanía española, que está de acuerdo con el lema del movimiento 15-M “no nos representan”. Es urgente y necesario que se establezcan alianzas a los dos lados del Ebro para facilitar el rechazo a este Estado.

    El problema que se presenta en Catalunya no es si se permitirá o no la consulta. Este no es el problema mayor, por extraño que ello parezca. De una manera u otra, si la mayoría de la población en Catalunya lo desea, la consulta se realizará, ya sea legal o ilegalmente. El problema es la Transición hacia la otra Catalunya deseada por la mayoría de la población, sea esta independiente o no. Lo que está claro es que la mayoría de la población catalana quiere otra Catalunya. Pero cómo llegar a ella es un punto esencial. En España ya existe el ejemplo de que las fuerzas políticas que dominaron la Transición, dominaron también el producto resultado de esta Transición. Pues lo mismo podría ocurrir en Catalunya. El rechazo al Estado español, que es distinto al rechazo a España (un sentimiento este muy minoritario en Catalunya) no es suficiente para garantizar una Catalunya más justa, más solidaria y más democrática. Y ahí está el auténtico reto. Fuerzas conservadoras y neoliberales que, aliadas con sus homólogas en el Estado español, han aprobado las reformas que han acentuado el deterioro tan notable de la Catalunya social, continúan teniendo gran influencia política y mediática en Catalunya, controlando los medios públicos de la Generalitat, instrumentalizándolos abusivamente. Mucho se ha hablado de esta instrumentalización por parte de las fuerzas independentistas. Pero el abuso ha sido igual de intenso en la promoción del neoliberalismo. El programa “Lliçons d’Economia” de TV3 promueve las teorías del economista ultraliberal de la casa (que predeciblemente es independentista), que quiere desmantelar el Estado del Bienestar y privatizar los servicios públicos y las pensiones en Catalunya, medidas que dañarían enormemente a las clases populares de Catalunya. Mientras, las izquierdas son sistemáticamente excluidas de estos medios. Últimamente están apareciendo movimientos político-sociales –como el Procés Constituent– que se están expandiendo por toda Catalunya y que están movilizando a la población para presentar otra alternativa, estimulando que los partidos de izquierdas hagan un frente común, alternativo, exigiendo una Catalunya popular.

    Esta agitación en Catalunya es paralela a la gran agitación social contra el Estado español, un Estado que se ve instrumentalizado por los poderes financieros y económicos, que utilizan Europa para conseguir sus objetivos. De ahí el enorme valor de los movimientos iniciados por el 15-M, que cuestionan la sabiduría convencional que nos ha llevado a una situación claramente desfavorable para las clases populares. Ello explica el enorme descrédito del Estado y su pérdida de legitimidad. Este establishment se aferra a la Constitución (tal como vimos hacer a Felipe González en Salvados) como el instrumento legal que le permite salvaguardar sus intereses, confundiendo ley con legitimidad. Las clases populares están indignadas y no perciben a las instituciones políticas como sensibles a sus demandas y reivindicaciones. De ahí la gran urgencia e importancia de movimientos político-sociales que presionen para forzar una segunda Transición, que permita el paso de una democracia sumamente limitada, a una democracia auténticamente participativa y representativa que hoy no existe en España.

    Intervenciones
    • Borja de Riquer

      Historiador. Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Barcelona.

      A esta compleja problemática uno puede acercarse con reflexiones históricas, pero prefiero, en primer lugar, presentar algunas constataciones y posteriormente plantear una serie de preguntas.

      1. Breves constataciones sobre la realidad catalana.

      - Hay que tener en cuenta la evolución de la opinión de los catalanes sobre su identidad. En tan sólo 15 años, los catalanes que se afirman sólo o mayoritariamente españoles han pasado de ser el 15 % a menos del 6 %; los que manifiestan tener una identidad compartida han pasado del 45 % al 38 %; y los que se sienten sólo y mayoritariamente catalanes han...
      - Seguir leyendo
    • Miquel Iceta

      Diputado del PSC. Presidente de la Fundació Rafael Campalans

      El éxito de la expresión “derecho a decidir” es directamente proporcional a su ambigüedad. Decidir ¿qué?, ¿quiénes?, ¿hay alguien que no quiera decidir? Lo cierto es que el derecho a decidir no existe como tal derecho positivo, no es exigible ante ninguna instancia nacional, europea o internacional. Demasiado a menudo se escucha utilizar la expresión “derecho a decidir” como sucedáneo de “derecho de autodeterminación”, que este sí existe y está reconocido por las Naciones Unidas a las antiguas colonias, los territorios ocupados militarmente o aquellos en los que se persigue y discrimina a las minorías nacionales. Pero no nos encontramos...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      De nuevo Público.es nos ofrece un tema de debate interesantísimo y de rabiosa actualidad, habiendo encargado la redacción de la Ponencia a Vicenç Navarro, unos de los intelectuales más serios y más firmemente comprometidos con los valores de la izquierda que yo haya tenido oportunidad de seguir. Dicho esto, os remito también un documento en donde analizo el concepto científico de ‘nación’, y que lleva por título ¿Es Cataluña una nación? Paso a continuación a explicaros las razones que me han movido a ello. El científico social puede reclamar con razón ocupar un puesto señalado en cualquier deliberación política de alcance....
      - Seguir leyendo
    • 21 de febrero de 2014, núm. 261-275 « Andalán.es

      […] http://espacio-publico.com/v2/catalunya-y-el-derecho-a-decidir#comment-609 […]
    • Derecho a decidir o consulta? Independencia o f...

      […] El referéndum que se celebrará en Escocia el próximo 18 de septiembre ha sido posible precisamente por el acuerdo entre los gobiernos escocés y británico, señalando de nuevo la inviabilidad de procesos unilaterales o que pretendan desconocer la legalidad y los instrumentos democráticos para modificarla.  […]
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      Sin perjuicio de una reflexión más profunda a posteriori, quisiera señalar algunos aspectos esenciales respecto de este tema desde el punto de vista del derecho internacional. La Carta de las Naciones Unidas recoge como principio del derecho internacional, entre otros, el de libre determinación de los pueblos (artículo 1, apartado 2): "Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos ..." Asimismo, el artículo 55: "Con el propósito de crear las condiciones de estabilidad y bienestar necesarios para las relaciones pacíficas y amistosas...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      A lo anterior añado el artículo 10 de la Constitución española: "Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las materias ratificados por España". Además, quisiera recalcar que los Pactos Internacionales de Derechos Humanos de 1966, a diferencia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, la cual es formalmente una mera "Declaración" (aunque según muchos expertos en la materia ha devenido una norma jurídica consuetudinaria en el derecho internacional, y por lo tanto...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      Me gustaría puntualizar algunas de las aseveraciones que realiza el diputado Miquel Iceta en su aportación al debate. Dice en el mismo que “El éxito de la expresión ‘derecho a decidir’ es directamente proporcional a su ambigüedad. Decidir ¿qué?, ¿quiénes?, ¿hay alguien que no quiera decidir? Lo cierto es que el derecho a decidir no existe como tal derecho positivo, no es exigible ante ninguna instancia nacional, europea o internacional”; y que “Demasiado a menudo se escucha utilizar la expresión “derecho a decidir” como sucedáneo de “derecho de autodeterminación”, que este sí existe y está reconocido por las Naciones Unidas”. En...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      1 y 2: Ir hacia una declaración unilateral de independencia, en ruptura democrática con la constitución de 1978 (y por tanto con la ilegítima legalidad franquista que esta reformó). Para conjurar el peligro de una intervención armada del gobierno central, exigirle una respuesta inequívoca sobre si van a tratar de impedir por la fuerza una independencia mayoritariamente apoyada por los catalanes (sea en referéndum o, si se impide este, en elecciones plebiscitarias), y prometiendo resistir a tal hipotético uso de la fuerza por todos los medios pacíficos, incluyendo la llamada a la huelga general indefinida en todo el estado....
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Que el derecho de autodeterminación solo esté reconocido a las colonias y similares no es la única interpretación al respecto. Y aunque los ciudadanos decidan entre diferentes opciones en las elecciones, si la independencia no es una opción admitida se están dando argumentos a los partidarios de formas violentas de acción política. Negar el derecho unilateral a la secesión implica asumir un derecho unilateral a imponer la unidad. Y exigir "una mayoría clara" (entiendo que superior a la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos, o condicionada a un nivel mínimo de particicipación) supone dar a los partidarios de...
      - Seguir leyendo
    • Enrique Álvarez Conde

      Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid

      Hace unos días hemos asistido a un importante debate televisivo entre Felipe González y Artur Mas sobre el proceso soberanista de Cataluña. Ambos defendieron, al menos con una mínima coherencia, sus respectivos planteamientos. En todo caso, este debate es un caso aislado que se sale de la mediocridad e ignorancia que caracterizan los planteamientos que cada día se efectúan sobre la actual situación. En efecto, cuestiones tales como “españolizar a los niños catalanes”; los diferentes informes de parte que produce el llamado Consejo Catalán de la Transición Nacional; el simple y reiterado “NO” del Gobierno, sin soluciones alternativas; el...
      - Seguir leyendo
    • Iconoclasta

      arquitecto y viajero

      Comenzaré con un ejercicio de abstracción para acotar unos conceptos que mucha gente aun confunde. La NACION, entendida como una entidad trascendente, asociada a mitos fundacionales, acontecimientos históricos acontecidos en tiempos remotos, adornada de romanticismo y gestas épicas de reyes y heroes nacionales; reforzada generalmente por la existencia de una lengua y/o de un grupo étnico propios; es claramente un concepto fuertemente vinculado a los SENTIMIENTOS INDIVIDUALES y a la IDENTIDAD PERSONAL mas íntima. Es por tanto una herramienta muy compleja para intentar hacer política por su naturaleza sentimental, visceral y casi siempre excluyente. Vamos con los ejemplos: Hay tantas identidades...
      - Seguir leyendo
    • Oriol Junqueras

      Presidente de Esquerra Republicana de Catalunya

      En el mundo occidental, en democracia, hemos aprendido a vivir y a convivir, a dirimir las diferencias, votando. Tan sencillo como esto: los ciudadanos expresan su voluntad y las instituciones aseguran que esta voluntad es respetada y aplicada. También nos hemos acostumbrado a aceptar las decisiones de la mayoría y a aceptar que la voluntad ciudadana que se expresa libremente en las urnas debe respetarse. Por eso los catalanes vamos a decidir nuestro futuro político, nuestro futuro como nación, votando, porque es la mejor manera que tienen las sociedades democráticas de adoptar decisiones colectivas. El derecho a decidir no es,...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      En el documento que os envié sobre el concepto científico de ‘nación’, me hacía eco de las opiniones de algunos investigadores acerca de los dos tipos de interpretación del nacionalismo: la ‘nación como raza’ y la ‘nación como contrato’. Pues bien, acaba de publicar el sociólogo Enrique Gil Calvo un artículo de opinión en el periódico El País (‘La parábola del hijo pródigo’, 25/02/2014), donde se puede comprobar negro sobre blanco cómo aún sigue operando la interpretación ‘racista’ de la nación. Dice en concreto Gil Calvo: “Tres cuartas partes de los catalanes de todos los colores políticos creen que les asiste...
      - Seguir leyendo
    • Joan Botella

      Catedrático de Ciencia Política. Universidad Autónoma de Barcelona

      El texto del profesor Navarro ensambla dos argumentaciones independientes: un análisis de la Transición democrática española y de sus limitaciones, y en segundo lugar un análisis sobre la situación abierta en Cataluña en los últimos meses. En su razonamiento, una cosa se vincula con la otra, o es la respuesta a la primera. Solo comparto su tesis en este aspecto: una cosa tiene que ver con la otra; por lo demás, discrepo ampliamente del resto de su análisis (que, por otro lado, ha venido defendiendo consistentemente desde hace años). Empecemos por el final: estamos hoy asistiendo a la puesta en...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Estoy plenamente de acuerdo en que hace falta un diálogo claro, serio, profundo, abierto y desde luego "de cara el público, con luz y taquígrafos", y en que en cambio ha habido demasiadas declaraciones simplistas o que ocultan interesadamente una parte de la información, no solo por mediocridad e ignorancia de los políticos, que las hay, sino en parte jugando conscientemente con los desconocimientos, ilusiones y miedos del pueblo. El mérito de la excepción que puede haber constituido hasta cierto punto el debate González-Mas tal vez corresponda a Évole más que a ellos. Pero, en la línea de mis...
      - Seguir leyendo
    • Jaime Pastor

      Politólogo y editor de Viento Sur

      Las reticencias que se han ido expresando, sobre todo fuera de Catalunya, ante la demanda mayoritaria del derecho a decidir que se reclama desde esa Comunidad Autónoma, tienen que ver, desde mi punto de vista, con varios argumentos a los que trataré de responder en este artículo. El primero se basa en la negativa a reconocer la existencia de una identidad nacional catalana diferente de la española y con derecho, por tanto, a ser reconocida como tal. Para ello se recurre a una interpretación de nuestra historia común que se apoya, principalmente desde el nacionalismo español mayoritario, a una mitología...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      En una intervención anterior expuse que el derecho a decidir no es más que una nueva expresión para un viejo concepto, el de la libertad de elegir. Este principio informa buena parte de los ordenamientos jurídicos modernos, siendo el fundamento de derechos reconocidos como la libertad de expresión, la libertad ambulatoria, la libertad de culto, la libertad de residencia, etc. Por lo tanto, una de las funciones básicas del Derecho es la de proteger y asegurar el ejercicio de esta libertad de elegir. Y es un error pensar que el Derecho pueda estar en contra, bajo ninguna circunstancia, de este...
      - Seguir leyendo
    • David Fernández

      Portavoz de las CUP en el Parlament de Catalunya

      Leído el texto de Vicenç Navarro y releídas las reflexiones de largo recorrido y las de lectura de la realidad inmediata que contiene, apreciamos lugares comunes, disensos analíticos y algunos matices de relato. Muy sucintamente, la crítica a la Transición es un compartido lugar común; el disenso versa sobre el carácter de la opción independentista –mayoritaria hoy–; y los matices refieren el calado, sentido y vigencia del derecho a decidir en un contexto de crisis, capitalismo senil y auge de las desigualdades sociales. Dudas y certezas. La inmodélica Transición –el precio de la Transición, como escribiera Gregorio Morán– fue...
      - Seguir leyendo
    • Joan Herrera

      Director de la Escuela Superior de Cuadros de CCOO

      La ola que viene desde Catalunya ¿es una reivindicación exclusivamente territorial? Creo que no. Sin lugar a dudas hay un componente identitario. Y un gran cansancio ante la incapacidad de federalizar España. Pero además de todo eso, la demanda catalana conecta con una voluntad de ruptura. Sólo así se explica una mayoría social que ha superado las fronteras tradicionales del independentismo y que ve en el proceso catalán una oportunidad para emanciparse de una cultura política y democrática más bien limitada. De hecho, mientras la reivindicación independentista goza de un apoyo que según las encuestas hoy se situaría en...
      - Seguir leyendo
    • Vicenç Navarro

      Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

      El Profesor Joan Botella en su comentario “De la Transición hacia el futuro” escrito en respuesta a mi artículo introductorio del debate Catalunya y el derecho a decidir organizado por Público tergiversa mi postura, atribuyéndome una posición que no es mía. En ningún lugar digo que la “Transición democrática española fue una victoria de las fuerzas continuistas (…), que precedieron a una renovación de fachada, abrillantando las apariencias para conseguir un cierto grado de homologación democrática con miras a la integración europea. Todo ello, ante la pasividad o, incluso, la complicidad de las fuerzas procedentes del movimiento antifranquista”....
      - Seguir leyendo
    • Agustí Colom

      Profesor del departamento de Teoría Económica en la Universidad de Barcelona

      Supongo que no desvelo nada nuevo si afirmo que un factor importante sobre el que pivota la construcción soberanista en Catalunya es la cuestión económica; que sea importante no significa que sea la única. Pero en cualquier caso juega un papel crucial y, para prueba, el nuevo embrollo alrededor de las balanzas fiscales promovido por el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Aunque habrá que reconocer que en este nuevo acto escénico las culpables no son las balanzas fiscales –que por cierto, aún permanecen sin publicar-, si no el conjunto escenográfico construido al efecto: se ha pasado...
      - Seguir leyendo
    • Ricardo GM

      Profesor de la Universidad de Barcelona

      Me considero demócrata y español. Por eso, y en particular porque resido desde hace muchos años en Cataluña y pienso seguir haciéndolo, me he sentido aludido por las preguntas que Borja de Riquer planteaba en Público hace unos pocos días (“Algunas preguntas a los demócratas españoles sobre Catalunya”). Sus preguntas son importantes y pertinentes, y tratar de responderlas me parece una obligación ciudadana. En cuanto a la total sinceridad con la que requiere que se le responda, creo que el lector puede concedérmela como se la ha de conceder en principio a cualquier hablante o escribiente, y como yo...
      - Seguir leyendo
    • Concha Caballero

      Profesora de Lengua y Literatura. Analista política y columnista.

      La primera en la frente: ¿realmente la pregunta importante es la afirmación o no del derecho a decidir? Si es así adelanto la respuesta para facilitar el debate. Rotundamente si. Líbrenme mis principios de negar el derecho que asiste a la ciudadanía de decidir, pero a estas alturas del debate todos sabemos que no estamos discutiendo sólo sobre este principio democrático sino sobre los contenidos que lo acompañan. Demasiadas veces hemos caído en la trampa de la metáfora del tren: acompáñenos en este tramo del trayecto que después podrá bajarse en la próxima estación. En demasiadas ocasiones hemos comprobado que...
      - Seguir leyendo
    • Héctor Maravall

      Abogado laboralista. Militante de Podemos

      Es evidente que la izquierda tenemos un importante y complicado reto ante el conflicto que se esta desarrollando en Cataluña en relación al derecho a decidir. La izquierda de tradición socialista y comunista nunca hemos sido nacionalistas. Mas aun, hemos considerado que el nacionalismo históricamente ha ocultado o manipulado conflictos de clase y en definitiva ha beneficiado los intereses de las minorías dominantes. La izquierda en Cataluña mientras el PSUC ostento el liderazgo político e ideológico, supo vincular adecuadamente la lucha por los derechos de los trabajadores, por la democracia y por las libertades nacionales, pero posteriormente, a...
      - Seguir leyendo
    • Eddy Sánchez

      Profesor de Ciencias Políticas de la UCM y Director de la Fundación de Investigaciones Marxistas

      Lo primero saludar la iniciativa de Espacio Público. A pesar de la importancia del tema a tratar, no son habituales los ámbitos de debate, que desde una visión estratégica, profundicen en el debate de la cuestión nacional, y en concreto, del derecho a decidir. La izquierda transformadora demuestra un importante déficit político y teórico en estos momentos, que choca con el importante potencial electoral que presenta. Para evitar cualquier tipo de abstracción en las reflexiones que se desprenden de la lectura del texto propuesto por el profesor Navarro, el presente artículo se estructura en cuatro apartados a modo de tesis. La...
      - Seguir leyendo
    • Manuel Alcaraz

      Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante. Miembro del Consell General de Compromis.

      El asunto que incita a esta reflexión es tan complejo y suscita tantas incertidumbres que la honestidad intelectual exige algunas explicaciones previas sobre mi biografía política e intelectual, porque no creo que haya una idea aséptica, amparada por una coherencia total, separada de las percepciones condicionadas por las experiencias y proyectos de cada interviniente en el debate. Resumiendo: me considero una persona de izquierdas que ha militado y milita en partidos de izquierda y que ha sido y es activista en diversos movimientos cívicos, culturales y sindicales; igualmente me considero un valencianista intensamente influido por la simpatía hacia al...
      - Seguir leyendo
    • Javier Madrazo Lavín

      Miembro de la ejecutiva de Ezker Batua-Berdeak

      Un buen amigo, hablando de las dificultades que surgen en la convivencia en pareja, entre amigos e incluso en el trabajo, siempre hace un mismo comentario, fruto de la observación y la experiencia: “Cuando alguien quiere volar dale el doble de cuerda”. Es, sin duda alguna, una actitud inteligente, que parte de la escucha, la comprensión y el respeto. Vienen a mi memoria estas palabras, cargadas de sabiduría, cuando pienso en la actitud del Gobierno del Estado español y las dos formaciones mayoritarias -PP y PSOE- cada vez que Euskadi y Catalunya reivindican el...
      - Seguir leyendo
    • Xoan Hermida

      Coordinador Nacional de Espazo Ecosocialista Galego

      En los últimos meses el debate sobre el derecho a decidir ha sido central en la política en general, hasta el punto de haberse convertido en uno de los elementos de centrales de la necesaria renovación de la política y por tanto uno de los ejes de un nuevo proceso constituyente cara a una nueva democracia que por fuerza será plurinacional. Siguiendo el rastro de tres artículos publicados por mí en los últimos meses intentare aportar algún elemento, si puede ser novedoso, al debate. Para acabar con un epílogo necesario con dudas y certezas. Soberanismo Cívico Yo no soy nacionalista. Soy...
      - Seguir leyendo
    • sanchezroje

      Politólogo

      El título de la intervención corresponde con el de un artículo que publiqué hace tres meses. Creo que sigue siendo claramente de actualidad y por ello me he animado a compartirlo en este foro de discusión con pequeños retoques (ver el artículo en los enlaces). Me gustaría hacer dos precisiones que podrían ayudar a entender el contenido del artículo. Primera, interpreto el actual conflicto como la expresión de un choque de nacionalismos y creo que discutir la cuestión en términos estrictamente jurídicos es insuficiente. Segundo, personalmente me identifico con la posición de Izquierda Unida en este tema.
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      El Sr. Héctor Maravall comienza su ponencia afirmando que "la izquierda de tradición socialista y comunista nunca hemos sido nacionalistas". Y lo hace, además, en primera persona. Es decir que si yo me identifico con la tradición socialista y comunista, y a la vez nacionalista (catalán, o vasco, o gallego, o español, o saharaui o tibetano, etc.), según el Sr. Maravall no puede ser, pues no encaja en la "tradición socialista y comunista". Sr. Maravall: hay que ser más modesto. Su afirmación acerca de "la izquierda de tradición socialista y comunista" es una opinión tan subjetiva y tan...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      El derecho de libre determinación debe estar al alcance de todos los pueblos, sin discriminación, tanto si están colonizados como si no. Sería absurdo e injusto que un pueblo tuviera derecho a la libre determinación solo si está colonizado y, en cambio, otro que soporta otro tipo de dominación que no sea el colonial (los tipos de dominación y sometimiento de pueblos y naciones no se reducen a la "colonización") simple y llanamente se le niegue porque su constitución "democrática" no lo reconoce formalmente y, de este modo, se le impida ejercerlo. Lo relevante, desde el punto de vista...
      - Seguir leyendo
    • José Luis Atienza

      Teniente alcalde de ICV de Viladecans

      En Cataluña la cuestión de la independencia está hasta en la sopa, la escudella, el aperitivo y los postres, alojado el sí o no, al parecer ilegalmente, en la médula de la opinión pública y privada. Ser independentista en Cataluña, o defender la rocosa unidad patria en España, es poseer la “hegemonía moral”, término acuñado por Antoni Puigverd en La Vanguardia, la razón metafísica más allá de toda discusión. Aquí y allá pintan bastos para las ideas federales de moralidad patriótica más laica y relativa. Una hegemonía ganada desde el centro del campo del vocabulario, del donde dije digo,...
      - Seguir leyendo
    • Enrique del Olmo

      Sociólogo. Candidato a la Alcaldía de Madrid en las primarias del PSOE

      En el debate y la acción política respecto al encaje de la cuestión nacional en España siempre se tiene la sensación de haber llegado tarde al movimiento real de la sociedad. El tema nacional es posiblemente uno de los aspectos de la vida social, política e institucional más sujeto a posibles simplificaciones, manipulaciones e instrumentalizaciones. En esto se han mostrado como unos maestros consumados las derechas conservadoras tanto “españolistas” como “nacionalistas”. Y tenemos que decir con total contundencia que las izquierdas han sucumbido totalmente a ese juego, siendo incapaces de mostrar un discurso propio y alternativo a todo tipo...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      Deseo preguntar a los organizadores de este espacio de debate público si sería posible presentar mi propia ponencia, con más de 3000 caracteres, dado que los comentarios tienen como límite esta cantidad.
      - Seguir leyendo
    • Dolors Comas

      Catedrática de antropología social de la Universidad Rovira i Virgili y presidenta de la Fundación Nous Horitzons

      No podemos entender lo que pasa en Cataluña sin situarlo en el contexto de la crisis económica, moral y política actual. Al malestar que sin duda sienten todos los españoles ante una Monarquía caduca y obsoleta y ante unas instituciones políticas deterioradas por la corrupción y la falta de legitimidad, se suma el malestar de un pueblo que ve frenadas sus aspiraciones de autogobierno desde posiciones inmovilistas y también hostiles por parte del gobierno y las estructuras del Estado. El gobierno del PP agudiza este malestar: es autoritario, represivo, provocador, está destrozando el Estado social y amenazando la salud...
      - Seguir leyendo
    • espai-public

      El debate ha de atenerse a unas reglas sobre la extensión de las aportaciones para preservar el equilibrio entre los participantes en este foro. Sin embargo, a tenor del interés de cada escrito, el tope de caracteres puede ser flexibles, a criterio del moderador. Junto a esa flexibilidad existe, en las reglas de funcionamiento de Espacio Público, la posibilidad de aportar tantas ponencias, artículos o documentos como se quiera relacionados con el objeto del debate, que pueden ser accesibles para todos los participantes a través de los correspondientes enlaces.
      - Seguir leyendo
    • Jordi Serrano i Blanquer

      Rector Universitat Progressista d'Estiu de Catalunya UPEC

      He seguido con atención el debate de Público sobre el derecho a decidir que lanzó en un magnífico artículo el Doctor Navarro, como siempre, punto de referencia obligado para la distintas sensibilidades de la izquierda. Querría aportar mis reflexiones. No soy independentista, no seré independentista pero la vida es muy complicada y es probable que en un referéndum votara sí a la independencia. En la manifestación contra la sentencia al Estatuto del Tribunal Constitucional del año 2010, allí, a la misma manifestación, se vio que la vía autonomista se había acabado. Si el federalismo quería continuar existiendo haría...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Me parece una falacia recurrir al internacionalismo "socialista" para defender la integridad territorial del actual estado español. El internacionalismo como llamada a la solidaridad y unidad de acción de los trabajadores de todos los países de ningún modo implica que todos los estados hayan de fundirse en uno ni que el fraccionamiento de un estado capitalista sea necesariamente negativo para los intereses de la clase obrera. Así, ser internacionalista no es incompatible con ser nacionalista, aparte de que se puede ser independentista sin ser nacionalista. La afirmación de que las izquierdas vasca, catalana y gallega han sido "abducidas" por el...
      - Seguir leyendo
    • Martinho Noriega

      Portavoz de Anova, candidato por Compostela Aberta a la alcaldía de Santiago

      Coincido básicamente con muchas de las cuestiones expuestas por el profesor Vicenç Navarro en su ponencia “Catalunya y el derecho a decidir”. La sacro-santa concepción del Estado-Nación de un bipartidismo en crisis (PP-PSOE) y el corsé constitucional que se utiliza como arma arrojadiza para el proceso de toma de decisión de Catalunya (y por extensión y como vacuna para futuros procesos en Euskal Herria y Galiza), carece a día de hoy de credibilidad. Este pobre argumentario asentado en pseudo consensos resecos de la mal llamada transición hace aguas .La reforma express pactada del artículo 135 de la Constitución demostró...
      - Seguir leyendo
    • Roberto Lazpita

      Profesor de Filosofía. Fue Presidente de la Coordinadora de ONGDs de Euskadi y Asesor del Gobierno Vasco en Cooperación al Desarrollo.

      Estamos asistiendo en estos momentos a una fuerte bronca política entre los actuales gobiernos de Catalunya y España. Según parece los catalanes han dicho: hasta aquí hemos llegado, ahora queremos caminar solos. Previamente, se han sucedido varias llamadas de atención hacia la progresiva incomodidad y mal encaje en su convivencia político-administrativa con el resto de las comunidades españolas. Y, mientras recibía buenas palabras y atractivas propuestas de futuro, y no muy lejos Escocia miraba con creciente interés hacia Europa, se inició un proceso de reforma estatutaria que sería cuidadosamente frustrado (por el TC). Por ello, el president de la Generalitat...
      - Seguir leyendo
    • EnriqueLopez

      Abogado

      No quiero entrar en un sesudo debate jurídico sobre el derecho a decidir de un territorio o si el derecho de autodeterminación de la nación catalana encaja en el marco del derecho internacional. En mi opinión, si un pueblo, de manera mayoritaria, demuestra una clara voluntad en una determinada dirección, resulta a la postre, imposible, frenar esa aspiración, salvo que sea a través del uso de la fuerza, algo que nos podría llevar a un laberinto de imprevisibles consecuencias. Les quiero hablar desde mi posición y experiencia de ciudadano que vive en el sur de España. Un manchego que...
      - Seguir leyendo
    • imuro

      Profesor de Periodismo de la Universidad Carlos III de Madrid @imuroben

      El debate federalista que plantea el PSOE y parte de los demócratas españoles suena a tardío e impostado mientras no se asuma que España no es indisoluble. Ese mito está detrás de la incapacidad para que emerja un sentimiento federal, que solo considera la unidad como el resultado de la voluntad de estar juntos algo que sabemos existe en Extremadura o Andalucía pero puede que no en Cataluña o el País Vasco. Para ser federal, a la España futura le sobra “patria indivisible” algo que la izquierda ha jaleado también, elevándolo incluso a la categoría de “principio” con argumentos...
      - Seguir leyendo
    • Jose Manuel Roca

      Escritor y analista político.Autor de "La Oxidada Transición"

      El régimen político salido de los pactos de la Transición hace tiempo que está agotado; peor, por falta de decisión para reformarlo se está pudriendo, hiede. Y ante la parálisis de los dos grandes partidos que pueden abordar las reformas y la deriva autoritaria del Gobierno, los nacionalistas catalanes han decidido no esperar más. Mientras España está institucionalmente paralizada, Cataluña ha echado políticamente a andar e, impelida por los nacionalistas, se dirige hacia un objetivo que muchos ciudadanos catalanes creen posible alcanzar. Desterrado el insensato optimismo del Gobierno, que contempla España como “asombro del mundo”, y en ausencia de...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      Una actitud generalizada en los países de capitalismo "desarrollado" (antiguas potencias coloniales y ahora "neocoloniales"), y en particular en lo que se refiere a la doctrina jurídica dominante en dichos países, consiste en interpretar de manera restrictiva y taxativa todo reconocimiento formal de nuevos derechos humanos y de modo aún más restrictivo su ejercicio efectivo. Es el caso por ejemplo de EEUU, que ni siquiera reconoce los derechos económicos, sociales y culturales como derechos humanos, dando así la espalda al consenso logrado por la comunidad internacional desde la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) por...
      - Seguir leyendo
    • ernestojoaquin

      Consultor

      En este debate hay dos cuestiones que han sido ya enunciadas por diversos participantes y que formuladas como preguntas serían: ¿Es de izquierdas ser nacionalista? ¿Es posible ser independentista sin ser nacionalista? Mi respuesta a ambas preguntas es NO; por lo menos en este contexto nuestro de la independencia de Cataluña. Para argumentar el primer No, tenemos que preguntarnos qué es ser de izquierdas y qué es ser nacionalista. Ser de izquierdas es fundamentalmente creer en la igualdad de los hombres y mujeres, independientemente donde vivan, a qué se dediquen, su estado, su sexo, su raza, su dinero o su formación. Ser de...
      - Seguir leyendo
    • Piter

      Parado

      En primer lugar, casi todo lo que voy a decir ya ha sido dicho de una u otra manera por otros comentaristas, incluido el ponente, lo cual me ha hecho dudar sobre si intervenir o no. Pero al final he decidido que las explicaciones que daré aportan otro punto de vista, de quienes desde Catalunya participamos en política sin estar adscritos a esas instituciones que monopolizan la vida política del país (y entiéndase este último término con la amplitud que se quiera). Así, comenzaré por decir que el derecho a decidir, contrariamente a lo que expone Miquel Iceta, existe. Cosa...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      Quisiera aprovechar la oportunidad que me brinda este debate para hacer algunos comentarios sobre la relación entre el marxismo no estanilista (la tradición intelectual a la que yo me adhiero) y el nacionalismo. Estas reflexiones no serán ni sistemáticas ni profundas, por lo que son más bien una invitación para que otros intervinientes en el debate las amplíen y, en su caso, las corrijan.
      - Seguir leyendo
    • bonaventura

      neuroleg

      España tal y como hoy la vemos ha acabado constituyéndose en un estado de muy baja calidad democrática, con amplios espacios de corrupción, una clase política muy alejada de la realidad social, una pérdida alarmante de derechos civiles y sociales, una estructura jurídica más dirigida a atenazar los derechos individuales que a garantizar la defensa de los derechos de la persona y los colectivos, y finalmente una dinámica económica que nos está llevando de forma rápida a una mayor desigualdad social y a un empobrecimiento generalizado de las clases medias, con un abandono creciente de las capas sociales...
      - Seguir leyendo
    • bonaventura

      neuroleg

      Ya hemos visto y existe un consenso entre la izquierda y muchos demócratas no necesariamente de izquierdas, de la necesidad de cambio profundo de la democracia española. Así pues, quizás ha llegado el momento de que los demócratas españoles comiencen a reconocer que seguir negando el derecho a decidir de los catalanes solo refuerza el poder establecido encarnado por el tándem PP-PSOE y es el principal obstáculo para elaborar un discurso creíble y nuevo, centrado en devolver a las personas el poder que realmente tienen para tomar decisiones que les afectan, y que van desde la necesidad de redefinir...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Es lógico que para la izquierda sea mucho más difícil tener un proyecto porque su vocación es mucho más difícil que la de la derecha. Mantener las estructuras de poder y los privilegios como están es coser y cantar. En cambio, ponernos de acuerdo en qué futuro diferente queremos y en las estrategias para vencer la resistencia de quienes controlan el poder económico, las armas y los medios de comunicación y además tienen infiltrados en nuestras filas es un verdadero desafío. En ese sentido, si la izquierda catalana solo tiene "proyectos vagos, modestos y confusos",. ¿acaso los tiene mejores...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      No puedo sino estar de acuerdo con la caracterización que hace de "ser de izquierdas". En cambio, la que hace de "ser nacionalista" me parece una burda caricatura tendenciosa. Preocuparnos sobre todo de nuestro entorno inmediato es sabio y realista, entronca con el lema "pensar globalmente y actuar localmente". Y "ensalzar la diferencia" puede equivaler a valorar y defender la diversidad, no a hacer valer ningún privilegio. Si "ser nacionalista es mantenerse alejado de los otros para no compartir nuestras riquezas ni sus infortunios", ¿cuántos "no nacionalistas" hay en España? ¿Cuánta gente sinceramente dispuesta a compartir riquezas e infortunios...
      - Seguir leyendo
    • Piter

      Parado

      En el archivo adjunto dejo el comentario completo, donde se cuestiona la legitimidad de la actual Constitución (y por tanto los dudas sobre el derecho a decidir que algunxs plantean), se cuestiona el hecho de que en este caso concreto, la soberanía (el derecho a decidir) corresponda al conjunto de lxs españolxs, y sobre la visión que sobre el proceso de autodeterminación tenemos algunxs desde la izquierda, aunque en este punto el comentario de Carlos Javier Bugallo "Marxismo y nacionalismo" ha explicitado mucho mejor el planteamiento que yo realizaba.
      - Seguir leyendo
    • Gerardo Pisarello

      Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona. Vicepresidente del Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales

      Mucho de lo que pienso ha sido ya dicho en este extenso y rico debate. A riesgo de repetir cuestiones ya planteadas, resumiré mi posición, de manera lo más esquemática posible, en algunos puntos que me parecen importantes. 1. El derecho a decidir comporta una actualización del derecho republicano de autodeterminación El derecho de autodeterminación aparece históricamente como la facultad de una comunidad política de decidir de manera libre su estatuto jurídico. Este derecho a replantear el contrato social en su conjunto remite al menos a Rousseau y tiene claras connotaciones republicano democráticas. Su objetivo es garantizar la autonomía individual y...
      - Seguir leyendo
    • ernestojoaquin

      Consultor

      Decía en mi anterior intervención que ser no nacionalista era estar en contra de las naciones que existen actualmente. Efectivamente, por eso tengo que adherirme inevitablemente a tu propuesta de disolver la nación española, aunque yo más bien hablaría del ente jurídico español, por aquello de que no reconozco naciones. Coincido contigo en que no hay muchos no nacionalistas, pero mi reflexión iba orientada al deber ser de los valores izquierdistas, independientemente de los apoyos concretos que cada opción obtenga en la realidad. Lo que quería aportar al debate se contenía en la pregunta que dejaba en el aire y...
      - Seguir leyendo
    • Josep Nuet

      Coordinador general de EUiA y diputado por Barcelona

      La Carta de las Naciones Unidas consagra en su Capítulo I sobre propósitos y principios, el Artículo 1, párrafo 2: “Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”. La correlación de fuerzas políticas y sociales en 1978 impidió desarrollar en el texto constitucional la plurinacionalidad del Estado y el derecho de autodeterminación de los distintos pueblos de España, al igual que consagró importantes derechos como los de trabajo, educación, salud, vivienda,...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      En primer lugar quiero aclarar que nací en Madrid y que 37 años de mi vida residí en Castilla, 6 en Baleares, 2 en Andalucía y los 2 últimos en Suecia. Nunca en Cataluña. Si por disolver "el ente jurídico español" entiendes que los territorios del actual reino de España pasen a no formar parte de ningún estado, sabes tan bien como yo que en el estadio actual de la humanidad es una quimera. Cuando hablas de "oponerse" a la independencia de Cataluña, hablas de defender su permanencia junto con el resto del actual reino de España en un único...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      La intransigencia de PP, PSOE y UPyD está resultando una poderosa "máquina de hacer independentistas", y cuando los instrumentos políticos del capital actúan con aparente "torpeza" me resulta sospechoso. Puede haber detrás una estrategia deliberada. Se ha hablado bastante de cómo esta polémica en torno al derecho a decidir y la independencia está sirviendo para distraer la atención de cuestiones más graves (económicas, sociales y ecológicas) que afectan a las clases populares de todo el estado. Lo está utilizando CiU con la complicidad de ERC en Cataluña, pero también (y de ello se habla menos) el bloque PP-UPyD-PSOE allí donde...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      De las balanzas fiscales se ha escrito mucho; sobre los criterios técnicos con los que se elaboran y de su idoneidad como documento estadístico para reflejar los flujos económicos entre las Comunidades Autónomas y el Estado central. Yo no soy un experto en el tema, por lo que no entraré en estas cuestiones. Pero sí me considero capacitado para hablar del valor ‘pedagógico’ de las mismas. Me explico. La burguesía catalana ha iniciado, desde hace ya un tiempo, una campaña de agitación política sobre esta cuestión, con el fin de persuadir al pueblo catalán del ‘expolio’ a que somete el...
      - Seguir leyendo
    • José Luis Zárraga

      Sociólogo

      En el debate actual se confunden, o se identifican, ‘derecho a decidir’ (Dd) y ‘derecho de autodeterminación’ (Da). Es una confusión interesada, sobre todo desde la perspectiva de las clases dominantes, tanto catalanas como españolas. Pero desde una perspectiva de izquierdas, tanto catalana como española, es importante dejar bien claro que Dd no es sinónimo de Da. Da, en sentido estricto, es un derecho que pertenece al ámbito del derecho internacional, claramente especificado en su definición, sus sujetos y sus condiciones de aplicación, un derecho cuya aplicación inmediata al caso de Cataluña, en su sentido estricto, es discutible, lo...
      - Seguir leyendo
    • José Luis Zárraga

      Sociólogo

      Vayamos ahora a aquello que se pretende poder decidir en la movilización catalana: se trata de poder decidir sobre la integración o separación de Cataluña en el estado español, y, en su caso, sobre el modo y las condiciones de formar parte de España. Para negar el Dd, como principio, se argumenta que no hay derecho a decidir cualquier cosa; que ningún demócrata aceptaría que se sometiera a decisión el derecho a la vida o la igualdad de derechos de todos los ciudadanos. Pero nadie sostiene que el Dd sea ilimitado y su ámbito, universal. El Dd forma parte de...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      En el proceso de descolonización de los años 60 y 70 del pasado siglo, las potencias coloniales (Estados europeos, sobre todo) pusieron todo tipo de trabas a la emancipación de las colonias. Sin embargo, durante ese periodo un gran número de dichas colonias consiguieron "independizarse" tras cruentas guerras. No les salió gratis. Al convertirse en miembros de pleno derecho de las Naciones Unidas y, además, ser mayoritarios lograron que su Asamblea General adoptara textos mucho más favorables a sus intereses, como por ejemplo, los textos adoptados en su seno relativos a los derechos humanos. Entre los derechos que más dificultades...
      - Seguir leyendo
    • Jose Manuel Roca

      Escritor y analista político.Autor de "La Oxidada Transición"

      Gracias por la atención prestada. Respecto a su texto, tengo los acuerdos y desacuerdos, que indico a continuación. 1. JAPM: “¿Acaso tiene mejores proyectos la izquierda del resto de España?” De acuerdo. No los tiene. Y eso forma parte de este y de otros problemas. 2. Intransigencia. Admito que hay intransigencia, mediocridad y ceguera en el Gobierno de Rajoy para hacer frente a este problema político. Pero no olvido que los nacionalistas catalanes han planteado una salida de forma unilateral, con todo decidido, en un trágala. Ambos gobiernos -de Rajoy y de Mas- actúan como dos cabras, buscando el topetazo que...
      - Seguir leyendo
    • Ernesto Urtasun

      Diplomático. Candidato de ICV a las elecciones europeas

      Catalunya y España se encuentran en una encrucijada. El problema es mutuo, catalán y español. El Tribunal Constitucional decidió tras su sentencia sobre el Estatut de Catalunya mandar fuera del marco Constitucional a una gran mayoría de catalanes que tras esa sentencia ya no se sienten reconocidos en la Constitución actual. Alguien pensó en el PP que tumbando al Estatut se mandaría callar a la ciudadanía de Catalunya. Fue al revés: aquella sentencia instaló una bomba de relojería contra la propia Constitución y aceleró el cuestionamiento del pacto del 78. Hoy la ciudadanía de Catalunya, en su gran mayoría, quiere...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Gracias por su amable y clarificadora respuesta. Quiero de todas formas expresar discrepancias y matices respeco a algunas de sus afirmciones: "Los nacionalistas catalanes han planteado una salida de forma unilateral, con todo decidido, en un trágala": En comentarios anteriores he dado argumentos por los que considero legítima una salida unilateral. Por otra parte, ¿qué significa "todo decidido" si se propone un referéndum en el que se puede votar "no"? "Al parecer, el caso tiene poco que ver con Quebec y con Escocia": Esto lo veo como responsabilidad exclusiva del bloque "anticonsulta". "Compartir la lengua es sólo eso, compartir la lengua; no...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      En mi último comentario, titulado "Democracia, autodeterminación y "autodecisión" tras la descolonización", comienzo diciendo: "En el proceso de descolonización de los años 60 y 70 del pasado siglo ..." En realidad, quiero decir: "En el proceso de descolonización de los años 50 y 60 del pasado siglo ..."
      - Seguir leyendo
    • Jaime Pastor y Miguel Urbán

      Profesor de Ciencia Política de la UNED e Historiador respectivamente

      A medida que se está comprobando que la decisión del Parlament catalán de convocar una consulta sobre su futuro sigue adelante, la beligerancia desde gran parte de los medios de comunicación y los principales partidos de ámbito estatal se intensifica apoyándose en una permanente referencia a un fundamentalismo constitucional, generalmente acompañado de una mitificación de la “Transición”; en argumentos primordialistas que se remontan a un remoto pasado (como también lo hacen sectores significativos del nacionalismo catalán) o, en fin, en que se quedarían fuera de “Europa”. Esas respuestas revelan una torpe ceguera ante una realidad incuestionable: sea cual sea...
      - Seguir leyendo
    • Joan Saura

      Miembro de la dirección de ICV. Senador por Catalunya

      La compleja situación política catalana y la no menos compleja e incierta relación España- Catalunya viene determinada por la sentencia del Tribunal Constitucional ( TC ) sobre el nuevo Estatuto de Autonomia de Catalunya ( EAC). Una sentencia cuyas consecuencias van más allá de Catalunya pues cierra la via evolutiva del Estado de las Autonomias hacia un estado federal en el actual marco constitucional. La reforma del EAC tenia fundamentalmente 3 objetivos : incluir un titulo sobre derechos y libertades inexistente en el EAC de 1979, incorporar competencias e instrumentos para resolver nuevos retos que “no existían” hace...
      - Seguir leyendo
    • Luis Ángel Hierro

      Director del Departamento de Economía e Historia Económica de la Universidad de Sevilla.

      Es habitual en política hacer piruetas con las palabras para no decir directamente lo que se pretende. Eso es lo que ocurre con el eufemismo “derecho a decidir”, que es un concepto inexistente en el derecho constitucional y que en Cataluña muchos utilizan para evitar referirse al “derecho de secesión”, habida cuenta que no pueden hablar de “derecho de autodeterminación”, puesto que Cataluña ni es una colonia, ni está ocupada militarmente, ni se discrimina a su población. En términos jurídicos la pregunta a responder es bien sencilla ¿a quién corresponde en España el derecho de secesión? La mayor parte de...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      ¿Cuál es el problema de que Artur Mas plantee planes alternativos para el caso (harto probable) de que el gobierno central trate de impedir la celebración del referéndum? ¿Así que "no hay otra propuesta mejor que pactar el derecho a decidir" con quienes niegan ese derecho y han demostrado sobradamente que no están dispuesto a pactar? Lo que es de "destacar" en la posición de IU es la flagrante contradicción de "defender el derecho a decidir" pero a la vez rechazar la posibilidad de una declaración unilateral de independencia y pretender que todo se haga conforme a la legalidad....
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      El Sr. Luis Ángel Hierro, entre otras arrogancias "jurídicas", menciona el "derecho de secesión". Tal derecho, como tal, no existe, sino que es un derivado o consecuencia lógica del derecho de libre determinación de los pueblos, reconocido plenamente en el derecho internacional. El derecho de libre determinación (autodeterminación) de los pueblos para que no pueda ser escamoteado o vaciado de contenido implica, entre otras cosas, el supuesto "derecho de secesión" si la situación concreta lo requiere. Por ejemplo, si el derecho de libre determinación de los pueblos para hacerse efectivo exige en un caso particular (Catalunya, País Vasco,...
      - Seguir leyendo
    • Óscar Iglesias

      Diputado de la Asamblea de Madrid. Secretario de Política Autonómica del PSM

      La democracia y sus instituciones deben adaptarse a la realidad de la sociedad en que se desarrollan, y que esas mismas instituciones han ayudado a cambiar. Esta afirmación hoy en España, significa huir del inmovilismo y la mitificación de la Constitución del 78, pero también de los deseos de recentralización o autodeterminación. Y tener claro, que los procesos de cambio constitucional que hay que realizar deben partir de la igualdad de los ciudadanos, de la realidad histórica y social de España, de su plena integración en la Unión Europea, y de un escenario de lealtad mutua, donde haya voluntad...
      - Seguir leyendo
    • Piter

      Parado

      En respuesta a Luis Ángel Hierro, debo decir que me sorprende el monumental error, en cuanto a conceptos políticos se refiere, en el que basa toda la estructura de su argumentación. Y me intento explicar: 1º La soberanía es la capacidad o poder de dar las leyes que rigen la convivencia. 2º Una diferencia substancial entre dictadura y democracia, es la manera en que la soberanía se manifiesta. Así, mientras en una dictadura la soberanía la detenta un sector (mayor o menor) del conjunto social mediante imposición sobre el resto, en una democracia la soberanía se establece por mutuo acuerdo del...
      - Seguir leyendo
    • Oscar Iglesias » Blog Archive » Oscar Iglesias: Federal, pero España

      […] Federal,pero España […]
    • josemacheli

      jubilado

      No hay que ser muy avispado, para percibir que nuestra Constitución tiene que ser puesta al día, debido a las graves tensiones regionales (tema finaciación, lengua, educación, competencias, etc). Para ello, yo creo que la única solución es ir a un Estado Federado, que no significará que se "rompa" España. Simplemente será otra forma de organización de la nación, y si nó veanse los ejemplos de Alemania y Estados Unidos (y especialmente en ésta última, llama la atención el fuerte sentimiento de pertenecer a la nación USA....). Pero para ello nuestros políticos tienen que ser : -valientes -no anteponer sus intereses partididistas a...
      - Seguir leyendo
    • Piter

      Parado

      En primer lugar decir que estoy de acuerdo en la necesidad de reforma (en mi caso, pienso que cambio total) de la CE, y que dicho cambio debe nacer de una voluntad de consenso y de un acuerdo mutuo. Porque la lealtad mutua es, en cualquier caso, posterior al acuerdo, y consistiría en el respeto y asunción de tal acuerdo. Me parece muy bien que pidas eso, aunque no comprendo como se puede defender ese consenso y lealtad mutua por parte de alguien que pertenece a un partido que en la anterior legislatura actuó fuera de los parámetros que ahora...
      - Seguir leyendo
    • Javier Aroca

      Analista político y antropólogo

      No me siento cómodo opinando sobre Cataluña, es un universo emotivo en donde se ha mezclado tanto elemento que cuesta trabajo pasar incólume. Ayuda a mi incomodidad mi condición de andaluz de nación y mi empatía con los catalanes. Para colmo, cuando ya tenía pensado qué escribir, se ha conocido la sentencia última del Tribunal Constitucional, leída con tanta pasión como ausencia de sangre fría para llegar a conclusiones que no tengan nada que ver con las agitaciones estratégicas, legítimas aunque a veces inconsistentes y poco sinceras, de las posiciones encontradas, combativas, sean de una parte o...
      - Seguir leyendo
    • Javier_Hidalgo

      Estudiante de Filosofía, Política y Economía

      Siento que esta artificial España antaño ferviente católica, ha ido sustituyendo la religión fanática por el nacionalismo (a veces también fanático). Desgraciadamente este no es un mal endémico sino que el siglo XX es la Historia de millones de innecesarias muertes en nombre de banderas, himnos y "naciones". España no ha aprendido la lección y parece condenada a sufrir los mismo males. Catalunya, pero también el Estado español, tratan al Estado (unos el que ya tienen, y otros el que desearían tener) como un fin en sí mismo, olvidándose de las personas más que para hacerlas instrumentos de esa...
      - Seguir leyendo
    • Ramón Jáuregui

      Diputado del PSOE en el Congreso

      Mi oposición al Derecho a decidir no tiene solo fundamentos de legalidad. Por supuesto estos son importantes porque, en Democracia, las formas son el fondo. Quienes desprecian el valor de las leyes y las exigencias de su cumplimiento en todo proceso político (por muy transformador o rupturista que sea), es que no conocen el sentido básico de la democracia. ¿Cuáles son esos requisitos legales? Primero, debemos aclarar una peligrosa confusión. La consulta no es solo una consulta. En la práctica es el inicio de la secesión. Porque, aunque la consulta no sea vinculante jurídicamente –como proclaman sus promotores-, nadie negará...
      - Seguir leyendo
    • Decidir, sí, pero todos los días,...

      […] Este es un espacio de debate, abierto a todos los que se interesan por el cambio social y la emancipación.  […]
      - Seguir leyendo
    • Piter

      Parado

      Pensaba haber concluido mi aportación al debate, por haber dicho ya lo básico de cuanto pienso al respecto. Pero una afirmación tuya me hace volver a intervenir, puesto que me siento directamente aludido por esa afirmación. Dices: “Quienes desprecian el valor de las leyes y las exigencias de su cumplimiento en todo proceso político (por muy transformador o rupturista que sea), es que no conocen el sentido básico de la democracia.” Quizás en Democracia (con mayúsculas) las formas sean el fondo como afirmas, yo no lo sé puesto que nunca he tenido la suerte de vivir en una Democracia (y ya...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Señor Jáuregui: yo también daba por concluida mi aportación pero me he sentido impelido a responder a su intervención, pues a mi entender está llena de falsedades y posibles intentos de manipulación. Al igual que Pedro Muñoz Moreno, con cuya respuesta estoy en líneas generales de acuerdo, desarrollo mi respuesta en documento adjunto. Voy citando lo que usted expresó y respondiendo punto por punto: > Mi oposición al Derecho a decidir no tiene solo fundamentos de legalidad. Por supuesto estos son importantes porque, en Democracia, las formas son el fondo. Discrepo. Las formas son las formas y el fondo es...
      - Seguir leyendo
    • jgdelburgo

      Arquitecto y otras cosas.

      ¿Os imagináis que en junio de 2010, en vez de derogar los artículos del Estatuto Catalán aprobado por los ciudadanos catalanes en referéndum, se nos hubiera ocurrido pensar y decir que lo que había que cambiar era la Constitución, y que además se hubiera hecho? La vida nos enseña que nada permanece, que todo cambia, que todo evoluciona, que todo progresa; que el inmovilismo no lleva a ninguna parte, excepto al propio inmovilismo. La Constitución es inadecuada porque no dejó previsto un proceso de evolución al mismo ritmo que la sociedad y sus demandas. La Constitución tendría que haber reflejado...
      - Seguir leyendo
    • Tasio Oliver

      Responsable de Servicios Sociales y Consumo de IU

      No soporto más encajes de difícil catadura ético-política (¿hay alguna diferencia para la izquierda?) en los análisis acerca de la 'cuestión catalana'. Cataluña existe en nuestros labios, como en el corazón, desde que tenemos uso de razón pública. Y Cataluña también ha estado en los labios de la democracia española, como un constante mantra en estos 35 años, siempre en la misma clave. Aquellos que desde la izquierda española somos sensibles a las aspiraciones soberanistas, como cuestión esencial en cuanto a la configuración de un Estado en el que los derechos de los ciudadanos/as están por encima de cualquier otra...
      - Seguir leyendo
    • darwiniano

      profesor universitario jubilado

      Por cuestiones de demora en el registro, llego un poco tarde a este foro, aún así, he decidido remitir este breve comentario. En el frontispicio de su escrito pone el profesor Navarro la tesis habermasiana, según la cual un contrato no es válido si las partes contratantes no están en pie de igualdad. Pues bien, suponiendo que el ponente sea capaz de citar algún tipo de contrato ( que yo sepa Habermas no lo ha hecho) que cumpla esa condición, quiero decirle que la conclusión lógica de su argumentación no pasa necesariamente por la...
      - Seguir leyendo
    • Ramón Espasa

      Médico. Fue Conseller de la Generalitat, diputado por el PSUC y senador pr el PSC

      Las co­sas no pue­den se­guir igual en­tre Ca­ta­lun­ya y Es­pa­ña: es­ta es la con­clu­sión más re­pe­ti­da hoy en cual­quier con­ver­sa­ción so­bre la ac­tua­li­dad en nuestro pais. Las ma­ni­fes­ta­cio­nes del 11 de sep­tiem­bre del 2010 en res­pues­ta a la sen­ten­cia del TC, del 2012 por el de­re­cho a de­ci­dir, y la ca­de­na humana del 2013 por la in­de­pen­den­cia son más que elo­cuen­tes. Expresan cla­rí­si­ma­men­te unos mismos sen­ti­mien­tos de dig­ni­dad he­ri­da, aunqué adornados de las más va­ria­dos anhelos de cam­bio. Los dic­tá­me­nes de se­rios con­se­jos con­sul­ti­vos, las po­si­cio­nes po­lí­ti­cas de lí­de­res po­lí­ti­cos, las edi­to­ria­les de los periódicos nos ilus­tran a...
      - Seguir leyendo
    • Mario Ortega

      Miembro de Izquierda Verde Andaluza y de Primavera Andaluza, ex-portavoz de Los Verdes de Andalucía

      Esta tarde se debate en el Congreso sobre el derecho a decidir en Cataluña. El grupo constitucionalista cerrará filas, las mismas filas que cerró con la reforma del artículo 135 de la CE. El grupo constitucionalista prefiere que la soberanía resida en el gobierno de Gran Coalición de Merkel (como si aquí gobernaran juntos populares y Socialistas). El grupo constitucionalista español, que no tiene empacho en ponerse de acuerdo en reformar la constitución para garantizar el pago de miles de millones ilegítimos a la banca acreedora, le parece patriótico que la soberanía española resida en la Troika o en el...
      - Seguir leyendo
    • 9 de abril de 2014, núm. 93-98 « Andalán.es

      […] http://espacio-publico.com/v2/catalunya-y-el-derecho-a-decidir#comment-1040 […]
    • ¿Decidimos? | Paralelo 36 Andalucia

      […] Ortega / Mi aportación al debate sobre el derecho a decidir en Cataluña abierto por Vicenç Navarro en Diario […]
      - Seguir leyendo
    • fernando

      docente

      ¿Conocen algo más chocante que un andaluz haciendo de andaluz, o siendo más andaluz que otro andaluz? O castellano, o vascuence… Podemos imitarnos, exagerar acentos, reírnos de nosotros mismos, de cómo decimos que somos. Sabiendo que, uno a uno, así no somos, que así no es nadie, salvo en el sainete o en la broma que queremos representar. ¿Se pondrán de acuerdo delincuentes de diversos pueblos y orígenes para dar un golpe o necesitarán ser comarcanos? Y los ateos de una región tendrán más en común con los ateos del resto de pueblos o paradójicamente con los creyentes de las...
      - Seguir leyendo
    • fernando

      docente

      No sé qué suerte de espejismo ha fraguado qué casta dirigente desde va para un siglo que reclama con las cuentas de vidrio solariegas, a sus siervos, su terruño y sus ganados por el mero egoísmo de disponer de un coto reducido, pero privado, sobre el que ejercer su tiranía basada en ¿la tradición?, ¿el tipismo? El hambre, la injusticia y la pobreza no suenan bien ni mejor en ningún idioma ni acento. La opresión y el dominio no son más dulces por imponerse en la lengua ancestral. La ley injusta, la desigualdad no es más deseable por sufrirla...
      - Seguir leyendo
    • Ana Sanz

      Profesora Ciencia Política Universidad de Barcelona

      Vicenç Navarro arranca este debate presentando la transición española como un proceso “inmodélico” y me pregunto si cabe la posibilidad, ni siquiera teórica, de que exista un proceso político “modélico”. Y al mezclar Navarro la transición española con el debate sobre la posible secesión de Catalunya y el derecho a decidir no vale sino plantearse también si este proceso político está siendo o no modélico. Comparto las ideas relativas a la crisis de régimen y el plantear los marcos del problema más allá de las fronteras españolas. Y no puedo sino compartir una mirada generacional. La Constitución de 1978...
      - Seguir leyendo
    • Espartaco

      escritor

      Sr. Mario Ortega: En efecto, quien más motivos tiene para quejarse del régimen transicional postfranquista es Andalucia, junto con Extremadura, "Castilla-La Mancha" (nombre inventado a la hora del "café para todos", y no fue el único) así como, en general, las zonas más pauperizadas del reino borbónico español. Sin embargo, no son pocos los ciudadanos de estos lugares que se dejan embaucar por el "populismo" anticatalanista y antivasco cuando en realidad la principal causa de su "asfixia" se ubica en el "centro", o sea, Madrid. Los mismos que colaron la reforma del artículo 135 de la Constitución transitoria...
      - Seguir leyendo
    • Ana Sanz: “Abans de decidir s’ha de debatre” - Federalistes d'Esquerres

      […] d'abril 2014 La professora de Ciència Política de la UAB Ana Sanz demana a “Abans de decidir s’ha de debatre” (“Público”, 9 d’abril) que el debat sobre la independència de Catalunya […]
      - Seguir leyendo
    • darwiniano

      profesor universitario jubilado

      Hemos asistido al debate parlamentario sobre el referendum" catalán, y lo que hemos podido ver, al menos es mi impresión, que los políticos separatistas les tienen comida la moral a los constitucionalistas. ¿Será que los argumentos de los separatistas son tan fuertes, o será que los separatistas son temibles por el poder político adquirido? Primero: Argumentos de los independentistas: 1. España es un estado plurinacional. El argumento pretende que España es un caso aparte en el conjunto de las naciones europeas, cuando lo cierto es que todas ellas se han ido formando por integración de territorios y reinos anteriores....
      - Seguir leyendo
    • Antes de decidir hay que debatir, Ana Sanz | Di...

      […] Soy de las que comparte la idea de que los medios de comunicación públicos no están siendo aquí instrumento de democracia de calidad. No están atendiendo suficientemente las necesidades democráticas, ni haciendo efectivos satisfactoriamente los principios y valores que deberían respetarse en una controversia de tanta complejidad.  […]
      - Seguir leyendo
    • Joan Baldovi

      Diputado en el Congreso (Compromis-Equo)

      Las diferentes reacciones al debate parlamentario sobre la “consulta catalana” han sido tan previsibles como se esperaba. Nada nuevo. Incluso la lectura interesada y exagerada de algunos medios de comunicación que, lejos de escuchar los argumentos, interpretan unilateralmente el sentido y la intención del voto de unos y otros. Entre ellos, el mío. Compromís votamos sí a la propuesta presentada por el Parlament de Catalunya para que se permita legalmente una consulta ciudadana. ¿Qué hay de malo en ello? ¿Quién teme a la democracia? Desde algunos sectores se intenta derivar el debate hacia una vertiente legal. Es, obviamente, una excusa....
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Le agradezco su sinceridad al declararse abiertamente como no demócrata, a diferencia de otros adversarios más hipócritas del derecho a decidir. Permítame recordarle que la "identidad de religión" es cosa del pasado aunque les pese a los nostálgicos de los genocidas del "tanto monta" y del fascista bajo palio, y felicitarle a usted y a los estudiantes universitarios por su jubilación.
      - Seguir leyendo
    • darwiniano

      profesor universitario jubilado

      Agradecido por su felicitación, pero me pregunto en que universidad ha estudiado Vd. esa lógica que le permite concluir que todo adversario del derecho a decidir es no demócrata, sobre todo cuando lo que mi argumentación central dice es que a lo que se oponen dichos adversarios ( y yo con ellos) es a que los independentistas "decidan quedarse con una propiedad industrial que consideran parte del bien común de toda la nación española". En cuanto a que "me recuerda" que la identidad de religión es cosa del pasado, le diré que mi argumento así...
      - Seguir leyendo
    • Jordi Guillot

      Senador de ICV

      Me refiero, evidentemente, a la desafección de una mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de Catalunya hacia el actual ordenamiento constitucional votado hace casi 4 décadas y sólo por quienes hoy tienen más de 57 años. ¿Existe esa desafección?. ¿Es un fenómeno pasajero?. ¿Tiene solución con el mantenimiento del actual status-quo?. Calibrar y valorar bien las respuestas a estos interrogantes es imprescindible si realmente se quiere dar una salida positiva al actual conflicto de relaciones entre Catalunya y el estado.Hay desafección, no es un fenómeno pasajero y apelar a la legalidad vigente no es la solución. Ignorar la ruptura...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      Entiendo que usted se declaraba no demócrata en el último párrafo de su primera intervención en esta ponencia. Disculpe si le malinterpreté. "Que todo adversario del derecho a decidir es no demócrata" yo no lo he dicho. Hablaba de "otros" adversarios, no de todos. Lo que sí sostengo es que un adversario del derecho a decidir que se crea sinceramente demócrata está muy lejos de comprender realmente qué significa "democracia". Si usted no es demócrata, es comprensible que para usted la "trayectoria histórica que sirve para dibujar la identidad cultural histórica de una población" cuente más que su voluntad...
      - Seguir leyendo
    • Carlos Javier Burgallo

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados de Economía

      Aunque las dos intervenciones del día de hoy sobre el Derecho a Decidir, y expuestas por A. Klappenbach y L. Falcón, son de jaez muy distintos (uno es matizado y tolerante, y el otro no), les voy a contestar por igual. Por muchas vueltas que le demos a la cuestión, siempre se llegará, inevitablemente, al mismo punto: ¿se puede imponer la convivencia a un pueblo si éste desea vivir de forma independiente? Es cierto que este es un problema que no involucra en sí mismo una problemática de clase; pero pensar que a la izquierda sólo deben preocuparle los problemas...
      - Seguir leyendo
    • darwiniano

      profesor universitario jubilado

      Si, Vd. considera que está lejos de la democracia quien se opone a que los independentistas "decidan" apropiarse de una industria que considera patrimonio de todos los españoles y "decidan" situar una frontera en el paso natural del resto de España hacia Europa, pues ¿qué le voy a decir? las consideraciones subjetivas son libres, pero la lógica no se ve por ninguna parte, a no ser que ser demócrata implique dejarse expoliar y marginar. Referente al papel que juega la religión en la definición cultural histórica de un pueblo, le diré que es tesis establecida en antropología cultural,...
      - Seguir leyendo
    • darwiniano

      profesor universitario jubilado

      Sr. Burgallo, aunque obviamente no soy aludido, al leer su comentario no he podido por menos que intervenir para hacerle entender cuál es la razón por la que muchos nos oponemos “al derecho a decidir” de los catalanistas. Para empezar le diré que es completamente arbitrario distinguir “pueblos” en esta Piel de Toro, en la que no cabe apreciar etnias cuando vas por la calle, tanto menos cuanto que las gentes llevan siglos migrando de unas regiones a otras, de modo que en Cataluña la mayor parte de la gente es de otras regiones de España. Pero, si, tergiversando...
      - Seguir leyendo
    • figuera

      Miembro de una comunidad intencional

      La frase en la que yo interpreté que usted se definía abiertamente como no demócrata es esta: "cabe recordar que los más eminentes clásicos griegos ya previeron el fracaso de la democracia de los hombres libres, que, por cierto, era más restrictiva en el voto que la que actualmente nos rige". Faltaría que nos aclarase si considera a esos ilustres pensadores del pasado como un oráculo infalible, si defiende una restricción del derecho al voto y con qué criterio, o en términos más generales si preconiza una forma de gobierno superior a la democracia y cuál es. Cuando dice usted...
      - Seguir leyendo
    • CARLOS BUGALLO

      Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados en Economía.

      Estimado Sr.: Le invito encarecidamente a que repase aportaciones mías al debate –que son varias y que creo no se ha tomado la molestia de leer- para poder entender el sentido de mis palabras. Por lo demás, si Ud. cree que las personas de izquierda no debemos dejarnos distraer « por eso de la ‘democracia’», entonces es que no tenemos nada en común, y sobre esta base no hay diálogo y debate posible. Reciba un cordial saludo mío.
      - Seguir leyendo
    • Lucas

      Estudiante

      Yo me imagino que en la próxima edición de “¿Quién quiere ser millonario?” la última pregunta será: ¿Usted se siente más catalán o más español? Manrique titulaba su artículo “respuestas de un demócrata español…” y otros muchos ponentes han hecho referencia a expresiones del tipo “yo como catalán creo…yo soy español, pero…”. El problema de las identidades nacionales es que difícilmente puede uno escapar de ellas. La clase políticamente dominante en Cataluña y en España han predefinido los términos y el imaginario colectivo a partir del cual todos los demás vamos a entablar el debate. No nos extrañe pues...
      - Seguir leyendo
    • Democracia, soberanismo y derecho a decidir | miguelurban.net

      […] 19 de Marzo de 2014 Publicado originalmente en “Público” […]